La Casa Grande de Albarracín dispone de varias zonas de uso común.

En la parte posterior de la casa contamos con un terreno de más de 2.500 m2, con una amplia terraza al aire libre, un área boscosa, aparcamiento privado y jardín.

Los dos edificios están unidos por un acogedor patio empedrado, ideal para sentarse tranquilamente al aire libre. El patio está protegido del viento y permite disfrutar del sol incluso en invierno.

En la planta baja de la Casa Grande se encuentran la cafetería, el comedor para desayunos y un cómodo salón con chimenea.